miércoles, 26 de febrero de 2014

La llave



En algunos hogares de Israel, de Estambul y de Tesalónica muchas familias de judíos sefarditas aún conservan la llave de la casa que sus antepasados habitaron en España, su añorada Sefarad, antes de ser expulsados de este país por los Reyes Católicos en 1492. A lo largo de cinco siglos esa llave ha pasado de padres a hijos como una herencia simbólica que contiene, a la vez, la fatalidad del destino y la esperanza de un retorno. Hasta ahora solo servía para abrir la propia memoria y también el arca donde se ha guardado el tesoro de una lengua que se negaba a desaparecer. En los bazares del Mediterráneo oriental se pueden oír todavía en el habla vulgar palabras arrancadas del poema del Mio Cid, de los romances de Gerineldo o de la Linda Melisenda y del Arcipreste de Hita; son las que utilizaban en el siglo XV los españoles cuyo sonido esmerilado por el tiempo han seguido usando los sefarditas para amar, comerciar, cantar, rezar, compartir la alegría con los amigos y gemir ante las desgracias. Al ser aventados a un exilio apátrida los judíos se llevaron la ciencia y el comercio. Aquí quedaron los cristianos viejos con el tocino, la hidalguía, el jubón raído y la hoguera. Ahora se va a conceder la nacionalidad española a los sefarditas que lo deseen. A la hora de ejercer esa carta de naturaleza ignoro si bastará con mostrar la llave de una casa en Sefarad, ya desaparecida. En el bazar de Estambul un sefardita comerciante de ámbar me contó que sus antepasados vivían en Toledo y él había realizado varios viajes a España con la llave de una puerta que solo estaba en sus sueños. La puerta ya no existía, pero pensó que, tal vez, la cerradura pudiera andar perdida en manos de algún chamarilero. Después de recorrer cientos de anticuarios por toda España un día se produjo el milagro. Entre los cachivaches de una almoneda, que regentaba un gitano de Plasencia, el sefardita encontró una cerradura herrumbrosa del siglo XV en la que su llave encajaba y funcionaba perfectamente. La adquirió a buen precio con certificado. En el bazar de Estambul el sefardita me hizo una demostración. Metió la llave en la cerradura, la accionó varias veces y con palabras pronunciadas en ladino meloso me dijo: así es cómo se abre y se cierra el destino.

Manuel  Vicent. El País, 16 de febrero de 2014.


domingo, 23 de febrero de 2014

viernes, 21 de febrero de 2014

El poder de las sensaciones

Caminas por la calle pensando en lo más inmediato, en lo que te urge en ese momento y, de pronto, sientes el airecillo frío en la cara o un rayo de sol que te obliga a parpadear. Te detienes a escuchar la vida que discurre a tu alrededor y, sin saber muy bien por qué, te asalta la felicidad, la creencia de que todo es posible. 
C.M.SB.

Ilustración: Yelena Bryksenkova

domingo, 16 de febrero de 2014

Verde que te quiero verde




Mi ciudad.
Un parque.
Un paseo.
Sus pasos.
Mis pasos.
Un domingo.
Esta tarde.
Febrero.
Verde que te quiero verde.
C.M.SB.

sábado, 15 de febrero de 2014

Ligero

El niño apenas pesa sobre el lomo del borriquillo. Es ligero como la brisa que se cuela entre las ramas de los cerezos. Ligero como los sueños que anidan en su cabeza coronada por una mata de rizos oscuros. Ligero como las nubes que pasean cielo arriba y abajo, sin decidirse a dejar caer la lluvia. Ligero como los párpados que se cierran cada noche con un suave suspiro. Ligero como la pluma de gorrión que planea con el viento. 
El niño no desea otra cosa que seguir cabalgando a lomos del borriquillo, dejarse mecer por el trote alegre de ese animal de ojos inmensos, seguir el camino de las huertas y sentir muy adentro que es el rey de esa tarde de febrero.
El niño sonríe mientras la última calle del pueblo va quedando atrás. No tiene miedo. Conoce el camino de vuelta a casa. Las luces ya estarán encendidas, esperándole.
C.M.SB.

Fritz Overberk


jueves, 13 de febrero de 2014

Más que recomendable

Febrero, el miedo de los galgos
EL PRIMER DOCUMENTAL QUE PLASMA LA REALIDAD DEL GALGO EN ESPAÑA
(Directora: Irene Blanquez)


La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, expone al galgo a una vida de maltrato y crueles entrenamientos.
La temporada de caza acaba en febrero y el número de galgos abandonados en esta época del año se dispara.
La mayoría de ellos no supera los tres años de edad.

lunes, 10 de febrero de 2014

Una torre fantasma

Dicen que, en algún lugar del sur, existe una torre fantasma y que, con la llegada del sol, se desvanece en la luz, dejando tras de sí un aleteo de cigüeña y un redoble de campanas.

C.M.SB.




jueves, 6 de febrero de 2014

Lo que me sale

Bajo el título INFANCIA EN VENEZUELA: EL SUEÑO DE GABRIELA, Fundación Juan Bonal celebra su V Semana de la Solidaridad. El acto de clausura tendrá lugar el sábado, día 8 de febrero,  a las 20:00 h, en el salón de actos del Colegio Santa Ana de Guadalajara, y correrá a cargo de CHEMA SALES, quien presentará su primer disco en solitario: Lo que me sale.
Te invito a que asistas y a que disfrutes de sus canciones.
El sábado, 8 de febrero, Chema contribuirá a que se cumplan muchos sueños. Allá, en Venezuela.





miércoles, 5 de febrero de 2014

Párrafos para recordar (cuarta entrega)

Los que se aferran a unas señas de identidad demasiado tajantes olvidan que el mundo está vivo gracias a una permanente metamorfosis. Dentro de una caracola está el mar, y los mares se mueven con voluntad de nube, y el agua de las nubes sueña con ser tierra, y la tierra procura elevarse por los anillos de los árboles, y los árboles quieren ser viento y por eso extienden sus ramas, y las ramas procuran volar como un pájaro hasta la nube que va a devolverle el agua al mar y el mar a la caracola.

Una forma de resistencia
Luis García Montero