martes, 17 de octubre de 2017

Palabras para hoy

No hay mejor día que el que se siente como si fuera noche. Inocente, ociosa y pausada noche.

Ángeles Mastretta
(La emoción de las cosas)

Ilustración: María Elina Méndez

viernes, 13 de octubre de 2017

Muletillas

Observo que, en los últimos tiempos, repito con demasiada frecuencia dos expresiones que se han convertido ya en mis muletillas: básicamente y sin duda. El motivo no lo sé. ¿Será por involuntaria imitación? ¿O quizás porque me suenan bien? ¿O tal vez porque me dan seguridad? La cuestión es que las repito y, cada vez que me las oigo o me las leo, doy un respingo. Empiezan a molestarme como si fueran dos moscas que zumbaran a mi alrededor. A ver si un día las atrapo en pleno vuelo y las aplasto de un manotazo limpio y definitivo. 

C.M.SB.

¿?

domingo, 8 de octubre de 2017

Una única brújula

Me gusta la palabra zascandilear. Me gusta su sonido, me gusta su significado: vagar de un lado a otro sin hacer nada de provecho. ¡Qué maravilla! Ir de acá para allá sin un objetivo, sin una finalidad concreta, sin una tarea, sin una obligación. ¿Puede haber algo mejor? Caminar sin rumbo y ver con qué te sorprende el día, olvidar los números del reloj y los nombres de las calles, echar a andar y dejar que la libertad sea tu única brújula.

C.M.SB.


¿?

sábado, 7 de octubre de 2017

Palabras para siempre

Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida; dejar de lado todo lo que no fuera la vida para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido.

(H.D. Thoreau)


¿?

sábado, 30 de septiembre de 2017

viernes, 29 de septiembre de 2017

Diferencias

Tres mujeres saltan y quedan suspendidas en el aire. La de la izquierda observa a la que está en medio, como si fuera su punto de referencia, como si jugase a aquello de Lo que hace la madre, lo hace la hija. La de la derecha parece estar concentrada en su propio esfuerzo, en mantener la postura, en aguantar ahí arriba. La del centro mira hacia el cielo. Es la que se siente más libre, más a gusto en ese flotar momentáneo, la que ha conseguido realmente despegarse del suelo.

C.M.SB.

Imogen Cunningham